Saltar al contenido
COLECCIONISTAS DE MONEDAS

Guía completa sobre Tasación de Monedas Antiguas y Casas de subastas numismáticas

Actualizado 29 Mar, 2022 •reading-time 6-8'
FUENTES EXTERNAS: pcgs.com ngccoin.com coins.ha.com
FUENTES INDEPENDIENTES: usmint.gov money.org banxico.org.mx fnmt.es

Nota editorial: Este artículo se actualiza periódicamente para reflejar el valor actual de las monedas más valiosas.

Tasar una moneda online no es una labor sencilla. No se suele contar, pero en la mayoría de las ocasiones el valor de una moneda puede depender de quién la venda, no tanto de la moneda en sí. 

La valoración de una moneda, como otros bienes similares, sufre continuas variaciones en función de la oferta y la demanda, y depende de variables que escapan a nuestro control. Ciclos económicos, tendencias o volumen de ejemplares similares en el mercado son solo algunos de los elementos claves que determinan su valor. Si queremos conocer el precio de una moneda de forma sencilla y rápida podemos usar cualquiera de estos métodos para saber el valor de las monedas para hacernos una idea inicial.

tasacion de monedas antiguas online

Claves para tasar monedas antiguas online

De todos los elementos que determinan la cotización de una moneda (antiguedad, rareza, historia, belleza, etc.), la conservación es el único que no es objetivo.

Es frecuente que entre dos monedas similares una pueda tener un precio cien veces mayor que la otra, según su tipo de estado de conservación. La razón de esta diferencia de precio tan extrema radica en que los precios que se pueden ver en los catálogos numismáticos de consulta se refieren a un moneda con estado de conservación media (MBC o VF), sin grandes desgastes o rayas y una calidad media de acuñación.

Como normal general suele ser más sencillo vender una moneda de gran calidad de conservación a un precio elevado que una en mal estado a un bajo precio. La razón es que la segunda casi no vale nada. Grandes defectos tales como agujeros, restos de soldaduras, oxidaciones y otros daños importantes hacen que la moneda pierda casi todo su valor.

¿Puedes tasar tu moneda con la información de los foros numismáticos?

Cuando se intenta conocer el precio de una moneda se suele acudir en muchas ocasiones a foros especializados. ¿Es correcto?

La verdad es que conviene tomar la información de los foros con mucha cautela; a veces es incluso contraproducente. Habitualmente los foreros con más experiencia se cansan de responder a este tipo de mensajes, y los que sí lo hacen son novatos, confundiendo en ocasiones a la persona que pregunta.

tasacion de moneda antigua

El error ocurre porque el precio de una moneda varía enormemente según pequeños detalles que se escapan a la vista de los principiantes.

¿Puedes valorar tus monedas a través de fotos?

Una foto puede valer como indicación, pero si hablamos de monedas caras, por ejemplo monedas caras de Estados Unidos, como centavos o dólares de plata valiosos, su valoración la ha de hacer un profesional que pueda tenerla en la mano. De hecho, la autenticidad de una moneda no la puede valorar nadie sin tenerla delante.

como tasar monedas

El valor de un moneda es diferente según quién la venda

Aunque te digan que tu moneda vale mucho dinero, antes de vender deberías conocer que el valor de un moneda es diferente según quien la venda. Dicho de otro modo: para los compradores de monedas antiguas no es igual que la moneda la venda una persona anónima que un coleccionista de reconocido prestigio.

Así, el precio de esa moneda variará en función de quien realiza la venta/subasta. Hablamos de ejemplares en los que un pequeño detalle puede hacer que una moneda tenga 100 veces el valor de otra similar en apariencia. 

Colecciones de monedas heredadas

Por regla general, una persona que tiene una colección de monedas que cuesta una cantidad importante de dinero, cuando la deja en herencia a un familiar, suele informarle del esfuerzo tanto económico como de tiempo y estudio que le ha dedicado. Si tenemos una colección de monedas heredadas y en no hemos sido avisados de que estas monedas son apreciadas y caras, es muy posible que nuestro familiar simplemente disfrutase gastándose algunas decenas de dólares de vez en cuando en una pieza.

Muchas colecciones de monedas tienen un gran interés a nivel histórico, pero poco a nivel económico.

Cómo vender en casas de subastas de monedas

Si optamos por una valoración profesional por parte de una casa de subastas numismáticas lo ideal es elegir las cuatro o cinco piezas que estimemos que puedan ser las más valiosas, y realizar una consulta. Si demuestras interés en enviarle a su empresa esta muestra, ellos van a asesorarte en el proceso de venta de tu colección.

Cuanto más cara sea capaz de vender tus monedas, más dinero ganarás tu y la casa de subastas.

Desde hace algunos años este método de venta de monedas de colección va avanzando de forma imparable, y poco a poco está imponiéndose como el método de venta de monedas preferido por los coleccionistas, con una tendencia claramente alcista. Suele ser habitual que las subastas se agrupen por temas. Por ejemplo: subasta de monedas antiguas de Estados Unidos, moneda antigua, moneda española del centenario, etc.

Vamos a describir el funcionamiento habitual que tendremos como cedentes en una casa de subastas al sacar a la venta nuestra colección de monedas. Ten en cuenta que las diferentes empresas utilizarán protocolos de actuación diversos, y los puntos que reseñamos pueden variar un poco de una a otra. Una vez más, si tienes alguna duda, no dudes en llamar a la empresa para informarte. Son profesionales y estarán dispuestos a ayudarte en todo momento.

  1. El primer punto es la toma de contacto con la empresa de subastas. Nosotros recomendaríamos enviar un email a varias empresas, explicándoles nuestra intención de vender una colección en una de sus subastas. Además, deberíamos enviar, si disponemos de ella, la catalogación de las monedas, así como varias fotografías, tanto de la colección en general como de las monedas que estimemos más bonitas y/o valiosas en particular.
  2. Si demuestran interés en que les enviemos nuestra colección, recomendaríamos una toma de contacto telefónica. En ella, nos podríamos informar de varios puntos de cierta importancia: la forma de envío de la colección, la comisión de venta, y la forma y el plazo de pago.
  3. El siguiente punto sería enviarles las monedas. Al cabo de un tiempo recibiremos un email con la catalogación que han hecho sus expertos de nuestra colección, la graduación que han estimado para nuestras monedas, y el precio de salida que van a poner a los lotes. Este precio de salida normalmente es negociable, y podremos tratarlo con la empresa si no estamos de acuerdo con el indicado inicialmente. Sin embargo, aconsejamos siempre confiar en los expertos; no olvides que a ellos les interesa subir en lo posible el precio de venta para maximizar así también sus beneficios.
  4. Finalmente, tendrá lugar la subasta, y dentro del plazo acordado, recibiremos el pago de nuestra colección.

Subastas en sala vs subastas online

Hace algunos años, había dos modalidades de subasta. Las subastas en sala, que son las que solemos ver en televisión, con el director de la subasta diciendo en voz alta la puja actual y los compradores levantando la mano para superarla. También se llevaban a cabo subastas online. Esta modalidad era a sobre cerrado, se recibían pujas, y simplemente ganaba la oferta más alta recibida.

Esta última modalidad de subastas numismáticas está cada vez más en desuso. Con la implementación de nuevas tecnologías, las subastas online tienen ya un componente live, y el funcionamiento es exactamente el mismo que el de una subasta en sala, con la salvedad de que la dirección está ejercida por una máquina en lugar de por una persona.

Catálogos de las subastas

Normalmente, las empresas suelen imprimir un catálogo con todos los lotes que van a ofertar graduados y numerados, y se lo envían a sus clientes habituales o a aquellas personas que podrían estar interesadas en alguna moneda. En ese catálogo se anuncia cuándo se va a abrir la subasta para las pujas previas, y cuándo tendrá lugar la subasta en directo.

El sistema de pujas online

En el momento en que se abran las pujas previas, la empresa comienza a recibir ofertas por los lotes. Estas ofertas se pueden hacer vía online, o bien por medios más tradicionales, como enviando una carta por correo o con una llamada de teléfono.

Habitualmente, el día antes de que se lleve a cabo la subasta, se cierran las pujas previas, y los lotes van a la subasta en directo con un precio de salida igual a la puja más alta recibida previamente. Algunos clientes prefieren pujar de forma previa, algunos otros prefieren hacerlo en directo; hay tantas estrategias como personas, y ninguna es más válida que la otra.

En la actualidad, prácticamente todas las empresas del sector han desarrollado una aplicación web o móvil que permite a los clientes pujar en directo sin necesidad de estar presentes en el lugar donde se lleve a cabo. La gran diferencia entre subastas en sala y subastas online es la presencia de un subastador y de público.

Además, las grandes empresas suelen guardar las mejores monedas para sus subastas en sala, y las menos importantes para las online, pues el coste de desarrollo es muchísimo menor.

¿Qué es el precio de salida de una subasta?

El precio de salida se refiere a la cantidad mínima por la que se puede vender la moneda. Cualquier precio por debajo de esa cantidad no se tiene en consideración.

¿Qué es el precio de remate?

El precio de remate o de martillo es el valor máximo que un comprador ha ofrecido por la pieza. Este precio de adjudicación pone fin a la subasta de la moneda.

¿Cómo elegir subastas numismáticas online?

Un elemento clave cuando vendas tus monedas en casas de subastas es dirigirte a la que más especializada esté en tu colección de monedas. El resto de condiciones, si son razonables, pasan a un segundo plano. 

Ventajas de las casas subastas de monedas antiguas

  • La moneda tiene una visibilidad que difícilmente puede alcanzar con cualquiera de los métodos alternativos de venta.
  • Las casas de subastas ofrecen el nivel más alto de confianza a los compradores. Los clientes saben que la moneda ha pasado por las manos de un profesional y que este profesional la ha autenticado.
  • La competencia entre clientes puede hacer que algunas monedas se rematen por precios muy superiores a su precio de mercado.
  • Facilidad para el vendedor. La empresa a la que consignamos la moneda se encargará de clasificarla, graduarla, fotografiarla, publicitarla y gestionar el pago final.

subastas de monedas de oro

Inconvenientes de las casas de subastas de monedas

  • Tienen una carga de comisión alta. Normalmente una casa de subastas importante cobra una comisión al vendedor de entre el 5% y el 20% del precio de remate.
  • Solo nos servirá para monedas con un valor de mercado alto, o para bastantes monedas con un valor de mercado medio. Las casas de subastas exigen una consigna mínima de una cuantía importante, en torno a $5,000.
  • El pago no suele ser inmediato. Suele tardar entre 15 y 60 días desde la fecha de la subasta.

Tenemos que tener en cuenta que estos inconvenientes describen el funcionamiento general de las casas de subastas.

Puede haber excepciones. Por ejemplo, en lo relativo a la comisión por venta, si el vendedor se presenta con una colección lo suficientemente importante, la comisión por venta podría ser del 0% o incluso negativa (algunas empresas ofrecen a sus cedentes más dinero del que alcanzan los remates de sus piezas).

¿Qué casas de subastas numismáticas hay?

Por regla general, todas las casas de subastas conocidas son empresas serias y profesionales. Suelen estar dirigidas por numismáticos de prestigio, y todas ellas tienen una fiabilidad muy alta. No nos van a engañar, ellos viven de su imagen. Subastas Vico, Herrero, Pliego, Ibercoin, Aureo Calico, Cayón, Tauler y Fau o Soler y Llach son algunas de las más populares en España.

Si una casa de subastas está especializada en alguna serie concreta, lo más normal es que los coleccionistas de esa serie lo sepan y presten especial atención a las subastas organizadas por dicha casa. Las categorías más habituales suelen ser: monedas romanas, pesetas y duros españoles valiosos, monedas de 2 euros conmemorativas, etc.

Así, las posibilidades de que nuestro lote alcance un precio mayor son más altas. Vamos a enumerar algunas de las empresas más importantes, dándote algunos tips sobre qué casa de subastas elegir para vender tu colección.

¿Cuáles son las mejores casas de subasta numismáticas americanas?

Todas las que se detallan a continuación son casas de subastas de reconocido prestigio y de confianza. 

Heritage Auctions

La casa numismática más grande del mundo; poco más se puede añadir. Han subastado 10 de las 20 monedas más caras de la historia. En Heritage Auctions están especializados sobre todo en moneda americana (por ejemplo monedas de 50 centavos valiosas) y moneda mundial de alta calidad. Tienen una amplísima cartera de coleccionistas de monedas americanos, y no hay aficionado o profesional de la numismática que no la conozca.

Stack’s Bower

Otro gigante de las subastas numismáticas. Si Heritage tiene 10 de las 20 monedas más caras de la historia, Stack’s subastó los 3 ejemplares que alcanzaron el precio más alto, con un total combinado entre los tres de casi 20 millones de dólares. También están especializados en moneda de alta calidad.

Daniel Frank Sedwick

La mejor opción si una colección de monedas está basada en monedas españolas valiosas o tesoros recuperados de naufragios. Esta casa está especializada en este tipo de series, y probablemente sean de los mayores expertos a nivel mundial.

Ira & Larry Goldberg

Tienen menos cantidad de subastas al año que Heritage o Stack’s Bowers, pero son siempre monedas elegidas de una calidad exquisita.  Goldberg Coin Auctions es una buena opción para subastar colecciones importantes, ya que cuentan con una gran cartera de compradores de monedas.

¿Cuáles son las mejores casas de subasta numismáticas europeas?

Si nuestra colección está basada en moneda internacional y muy especializada en algún país concreto, tenemos la opción de enviarla a una casa de subastas europea, puede que con una cartera de clientes algo más reducida, pero a la vez más especializada en la moneda nacional.

  • Kuenker (Alemania). Probablemente la casa de subastas más grande de Europa, y la que mejores monedas centroeuropeas saca a subasta.
  • Spink (Reino Unido). Otro gigante de las subastas europeas. Fundada en 1666, no le falta experiencia con sus más de tres siglos y medio de vida. Además de moneda británica, por razones culturales también están muy especializados en moneda colonial.
  • Áureo & Calicó (España). La mejor opción para vender una colección o una moneda peninsular española. La moneda española, gracias a su pasado colonial, es la segunda más coleccionada del mundo, pues muchos países, entre los que se encuentran los Estados Unidos, la utilizaron antes de tener una moneda nacional propia.
  • Varesi (Italia). Del mismo nivel que las anteriores, pero más especializada en su moneda local. La mejor opción para subastar monedas italianas o colecciones de moneda italiana de cierta importancia.

Todas estas empresas cuentan con años de experiencia en el sector y un gran prestigio dentro del mundo numismático a nivel internacional. Sin embargo, si eres residente en algún otro país, también puedes buscar algunas otras opciones, pues hay cientos de posibilidades, y normalmente todas son igual de válidas.

Conclusiones

En el caso de que quieras ofrecer a la venta tus monedas más valiosas nuestro consejo es que te dirijas a un tasador de monedas antiguas para que te haga una valoración seria. Si la pieza realmente merece la pena, la verdadera medida de su valor te la dará el precio de remate en subasta, y él te lo indicará.

En el sector de las monedas el precio de salida puede parecerse al precio de martillo, o no. Suele estar en relación con el interés que despierta la moneda en cuestión entre los pujadores. En las subastas de monedas con una cantidad alta de pujas, el precio de remate subirá a cantidades muy superiores al precio de salida. Por el contrario, si apenas hay pujas el precio de martillo será muy similar al precio de salida, generalmente más bajo o igual al valor de tasación.